Jorie Graham. Deprisa

Jorie Graham: Cenizas – Trianarts

En Deprisa Jorie Graham explora qué significa vivir y morir en el siglo XXI, ahora que la tecnología y la crisis medioambiental han transformado nuestra existencia. Al mismo tiempo que realiza una conmovedora elegía por sus padres e indaga en su propia finitud como individuo, Jorie Graham radiografía los sueños de la posthumanidad: la hibridez entre el hombre y la máquina, la proliferación de la inteligencia artificial, la metamorfosis de las emociones y de la conciencia a través de rutinas médicas e informáticas, la necesidad de redefinir la empatía y el contacto.


«… Mientras muere solo las manos de madre siguen
sin morir, cortando el aire…»
JG

«Cenizas»

Maniatada a una tromba. Pedí a las plantas que me dieran mi pequeña identidad. No, a los planetas.
Los que giran en arco, las flameantes entrañas de sus órbitas, y un gusano en una hoja, moho, campanas,
una pérgola—todo mutando—desplegándose—vaciándose en un poco más de vida célula tras
célula en el viento como este
sonido de garabatear en
papel. Creo que
estoy cayendo. Recuerdo la tierra. La marga se asienta
silenciosa, debajo de mí, esperando a hacer de nosotros lo que pueda, incluso humo, esperando a
convertirse en un nuevo lugar de origen, el otro fantasmal, trabado de entrada,
más entrada aún—me pasé la vida entrando—la cuestión del lugar pendiendo sobre mí
año tras año—yo desapareciendo pero casi aquí en espíritu, aún, muy dentro, muy atrás, detrás,
sabiendo que el insecto, el ave, el pez—no son allí sino víctimas—
que podría volverme cristal—que después nos volveríamos
deshielo—la morrena revelando agropiros, gramíneas, una prehistórica caricia materna
congelada—o un dedo
a punto de tocar
una tranquila piel, de recorrer su polvo, la uña inquietando el filo del
aire, rastreando su absurdo y perpetuamente imaginado
final—saltando—aterrizando al tacto. Una mano. Sobre quién. Un surco recorrido donde un dios
muere. Y sedoso antes de amoratado. Un universo puede morir. Lo que siempre podíamos tener, o ser
un cuerpo. Luego agarrado por la cabellera
e incrustado a presión en la
existencia. Una. Ahora intenta escuchar los pinos, la floración, su destello, la salvaje tos del
mar, meandro de cada río, torbellino de meandros—escucha—oye todas las pieles en maraña,
incesantes—oye una piel que se cierra aprisionando lo que ya dejó de estar
ausente.
Aquí estás dice una voz en la luz, la luz atrapada. Sé feliz.

Jorie Graham

«Deprisa», 2017
Traducción y prólogo de Rubén Martín y Antonio F. Rodríguez
Bartleby Editores, 2020

deprisa

Reseña de Santos Domínguez Ramos, en su blog Encuentros de Lecturas, de Deprisa: AQUÍ

Nota de los traductores: «UN UNIVERSO PUEDE MORIR»: NOTAS DE URGENCIA SOBRE ‘DEPRISA’ DE JORIE GRAHAM

«Un universo puede morir»: notas de urgencia sobre ‘Deprisa’ de Jorie Graham

Poema original en inglés:

«Ashes»

Manacled to a whelm. Asked the plants to give me my small identity. No, the planets.
The arcing runners, their orbit entrails waving, and a worm on a leaf, mold, bells, a
bower—everything transitioning—unfolding—emptying into a bit more life cell by
cell in wind like this
sound of scribbling on
paper. I think
I am falling. I remember the earth. Loam sits
quietly, beneath me, waiting to make of us what it can, also smoke, waiting to
become a new place of origin, the other one phantasmal, trammeled with entry,
ever more entry—I spent a lifetime entering—the question of place hanging over me
year after year—me thinning but almost still here in spirit, far in, far back, behind,
privy to insect, bird, fish—are there nothing but victims—
that I could become glass—that after that we would become glacial
melt—moraine revealing wheatgrass, knotgrass, a prehistoric frozen mother’s
caress—or a finger
about to touch
a quiet skin, to run along its dust, a fingernail worrying the edge of
air, trawling its antic perpetually imagined
end—leaping—landing at touch. A hand. On whom. A groove traversed where a god
dies. And silken before bruised. A universe can die. That we could ever have, or be
one body. Then picked up by the long hair
and dragged down through shaft into
being. One. Now listen for the pines, the bloom, its glittering, the wild hacking of
sea, bend in each stream, eddy of bend—listen—hear all skins raveling,
unending—hear one skin clamp down upon what now is no longer
missing.
Here you are says a voice in the light, the trapped light. Be happy.

Jorie Graham«Fast», 2017.

.

Otra Iglesia Es Imposible: Jorie Graham / Santo Sepulcro

Jorie Graham nació en Nueva York, el 9 de Mayo de 1950.
Es de los poetas más famosos e importantes de la generación de la postguerra americana.
Se crió en Roma, y estudió filosofía en la Sorbona, aunque sería expulsada por participar en protestas estudiantiles.
Completó sus estudios universitarios en la Universidad de Nueva York.
Reemplazó al poeta Seamus Heaney como profesor Boylston en Harvard , convirtiéndose en la primera mujer en ser nombrada para este cargo.
Fue galardonada con el Premio Pulitzer de Poesía en 1996, por su libro «The Dream of the Unified Field» – Selected Poems 1974-1994.
Fue canciller de la Academia de Poetas Americanos de 1997 a 2003.

También de Jorie Graham en este blog:

«Jorie Graham: Esto, de Rompiente»: AQUÍ

«Jorie Graham: Guantánamo, de Rompiente»: AQUÍ

.

2 pensaments sobre “Jorie Graham. Deprisa

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s